Ensayando…

El mágico momento del ensayo, de empezar a explorar al personaje, es tan único y particular que se vive como un sueño.

Deja un comentario